Clones

 "El hombre que no quiere formar parte de la masa no tiene más que dejar de adaptarse a ella, obedecer a su conciencia, que le dice: ¡ Se tú mismo!” Nietzsche

            La estrategia globalizadora que impone el pensamiento dominante tiende a conducir a la uniformización. Sus tesis conducen a homogeneizarnos y a tratarnos a todos teóricamente como iguales, sin considerar ningún rasgo diferenciador. Aceptar estas tesis supone redefinir los Estados nacionales, las leyes y, en definitiva, las vidas de los sujetos.

            La homogeneización implica la ignorancia de su diferencia. El modelo capitalista ha masificado al individuo singular y  lo ha fusionado en lo social, o bien lo ha estigmatizado. El individuo singular ha sido reemplazado por un ser artificial, manipulable y sin voluntad cuyo comportamiento se rige por el cumplimiento de las leyes, normas, postulados, reglas y axiomas  impuestos por lo social.

             En esta obra “ Clones” pretendo que el espectador reflexione sobre  como el individuo singular como ser natural ha perdido su esencia y  autonomía. Surge la persona mecanizada por las necesidades del mercado, la necesidad del trabajo y por las leyes sociales. Surge el clon, todos iguales en la misma dirección por el mismo camino.